PORTADA IGNORANCE IS BLISS1

Ya puedes escuchar “Ignorance Is Bliss”, el potente álbum debut de White Hounds

Ahora que nos adentramos en el otoño, hay cierto sector melómano que apuesta por ese folk tranquilo y bucólico que nos transporta a cabañas solitarias donde solo habita el silencio y el crepitar de las chimeneas. Sin embargo, para los que busquen compensar el tiempo gris y frío con melodías enérgicas llenas de punch directas a la yugular, tenemos buenas noticias: ya está entre nosotros Ignorance Is Bliss, la puesta de largo de los barceloneses White Hounds.

 

De este power-trío ya os hemos hablado con anterioridad, así que su fórmula de dos guitarras y batería no os resultará desconocida. Quienes estuvieran atentos recordarán que se estrenó Collapse como anticipo de este trabajo para demostrar que White Hounds iban a poner toda la carne en el asador de cara a su gran estreno llevando el sonido garajero presentado en su homónimo EP debut de 2016 a páramos donde las trazas del ruidismo oscuro de A Place To Bury Strangers iban a ser perceptibles. Una evolución y un acierto que nos maravillaron, sin duda.

 

Con Ignorance Is Bliss, White Hounds buscan ratificar que los concursos ganados y el haber teloneado a conjuntos internacionales como The Orwells o Guantanamo Baywatch no vinieron de la nada. Las once canciones de su debut se alzan como once cañonazos los cuales no dan tregua ni descanso. White Hounds tienen la habilidad de conquistarte a golpe de riff directo sin redención, como en Catch Him! o Breathe, pero también pueden llegar a tu sistema con reminiscencias de la suavidad onírica de los 90, como en Passerby of the Night, o amparados por cierta capa de oscuridad, algo que se percibe en cortes tan sabrosos como Submissive.

 

No nos cansamos de repetirlo: Ignorance Is Bliss es un acierto tras otro con el cual White Hounds buscan plasmar las experiencias vividas hasta el momento y alzarlo como hito en su historia; una prueba fehaciente de las posibilidades y sonido del grupo aquí y ahora. He aquí la banda sonora perfecta para las noches del otoño que se cierne, no perdáis a White Hounds de vista.